Plantillas Viscoelásticas

  • 0 0.00€

    Shopping bag

    Close
    • No hay productos en el carrito.

Fascitis plantar

Todo sobre la fascitis plantar

En este apartado te explicamos que es la fascia plantar, que causas lo producen, los mejores ejercicios y estiramientos para solucionar el dolor de pies por esta lesión bastante común.

¿Que es la fascitis plantar?

Consiste en la inflamación de la fascia plantar, la cual es un tejido elástico que va desde el calcáneo hasta la zona metatarsal, localizada en la zona delante de los dedos. Esta estructura es una de las principales responsables de sostener el arco plantar, absorber y devolver la energía de la pisada contra el suelo y es la encargada de proteger los metatarsianos para evitar el exceso de flexión de los dedos. Esto tiene una función esencial en el caminar y puede ser la causa de dolor o lesiones de los pies al andar ya sea mucho o poco, por eso, muchas veces con unas plantillas que se adapten a la pisada y la acomode ayuda a aliviar el dolor.

Síntomas y causas.

El síntoma principal es dolor en la parte interna del talón, es decir, la zona en la que se inserta la fascia plantar y que por lo general suele ser más notorio por las mañanas debido a la poca flexibilidad del pie y de la fascia, ya que por la noche se acorta. Este dolor muy a menudo viene acompañado de de otros problemas como puede ser una inflamación leve, enrojecimiento y más sensibilidad en la parte inferior del talón.

Existen varias causas por las que se pueden dar la fascitis plantar. Bien puede ser por el exceso de carga en el pie causada por hacer largas distancias caminando o corriendo, además también depende mucho del calzado que se utilice, el cual debe sujetar muy bien el pie. El tener los pies planos también favorece a que pueda aparecer la fascia plantar, como la tensión del tendon de Aquiles, el exceso de peso y por ultimo la debilidad del musculo sóleo.

Soluciones y consejos.

El tratamiento inicial suele consistir en antiinflamatorios dirigidos a aliviar la inflamación de la fascia cuando no es de gran gravedad. Nuestro consejo es que no hay nada mejor que hacer EJERCICIOS + ESTIRAMIENTOS, pero eso si, tiene que ser CONSTANTE, MUY CONSTANTE, además de usar buen calzado que sujete el pie y en el caso de ser necesario hacer uso de plantillas.

Otra de las soluciones seria realizar un  examen de pisada para que el podólogo determine si la causa es por un trastorno en la planta del pie, lo cual habría que diseñar unas plantilla personalizadas que permita liberar la fascia. Esta claro que es la peor solución, en algunos casos no queda otra pero para otros que no tengan esa gravedad os aconsejamos que si pueden prevenirlo con ejercicios y estiramientos, hacedlo y CON MUCHA CONSTANCIA.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies